Delectura

Tres mujeres Lisa Taddeo

Desidium

Tres mujeres que se niegan a desaparecer entre la vergüenza, el autodesprecio y la desesperación. Lisa Taddeo ha tejido una retahíla de confidencias que transpira el más profundo de los respetos por el deseo femenino y la necesidad de ser y significar.

«Decidí seleccionar a estas tres mujeres por lo fácil que resultaba verse reflejada en sus historias, la intensidad de estas y la forma en que los hechos, pese a haber sucedido en el pasado, seguían vivos en el corazón de sus protagonistas»

Quimera y Realidad

El relato de estas tres mujeres aprisionadas por sus obsesiones y sacudidas por sus dependencias libera una novela de emociones y sentimientos sin sentimentalismo. Rebosante de voluntades y pulsiones. Anhelos intangibles que se esconden bajo el placer palpable. Oprime el ansia por satisfacer un yo semiconsciente, un apetito insaciable por algo o alguien, por esto o aquello.

«Las ramas de los árboles en el centro del bosque crecen más gruesas y más altas que en los lindes porque las del medio luchan por llegar a la luz del sol.»

La historia de estas tres mujeres no es ficción. Su verdad, contada sin reservas, alternando capítulos y a lo largo de los años, es la realidad de quien vive desde fuera y muere por dentro.

No importa qué creer ni a quién. Estas tres mujeres buscan quien las escuche sin prejuicios. Han sido valientes para permitir que las conozcas y así dejar de sentirse marginadas. Lo esencial es que estés ahí para ellas. Tu mirada como una caricia, tu escucha como un abrazo, tu respuesta como un beso. Tú eres quien al fin las ve, las llama por su nombre y reconoce que existen.

Maggie

Un diario íntimo y un juicio público sobre el deseo y el poder de los hombres salvadores. Una mujer sublimada por su presencia y destruida por su ausencia.

Maggie Wilken le entregará absolutamente todo al respetado y honorable Aaron Knodel, su profesor de instituto.

Mirando siempre el reflejo de su amor a través de un espejo convexo, sin advertir la distancia real que los separa. La que forman el ego masculino y la existencia de otras mujeres, aquellas que orbitan, siempre en casa, esposas dedicadas a la crianza, las observadas con desdén y que Maggie considera sin sueños ni esperanzas.

Cartas, mensajes, llamadas y encuentros entre delirios y suspiros. Loca, rota, asustada y herida, huye de sí misma a través del abandono, tiritando en una bañera llena de hielo y autodesprecio.

«Un hombre nunca te dejará caer del todo en el infierno, te recogerá justo en el último segundo, para que no puedas culparlo de haberte llevado hasta allí. Así te mantiene en un purgatorio infinito, a la espera y recibiendo órdenes.»

Lina

Una mujer criada para no hablar de las emociones, para callar el dolor del cuerpo y desoír la voz del alma. Deseosa de un lugar y un destino con el que soñar. Vencida por la dulce ilusión de la espera, una dolencia de su corazón eternamente enamorado de la vida.

Para Lina el amor alimenta y destripa al mismo tiempo. La agonía de la soledad es peor que la fatalidad de la muerte y Lina muere cada vez que la cama del esposo la priva del beso. Es el amante el que la resucita, mediante el beso profundo con lengua de su cuento de hadas.

Su historia es una deconstrucción del amor romántico, una descomposición en múltiples fragmentos que penetran en el deseo adolescente, en el universitario y en el de la mujer y madre.

Sloane

Es una maraña de contradicciones físicas y emocionales a quien la posibilidad del caos le resulta emocionante. Guapa, exitosa y rica, es un fantasma de lino claro que estaba dondequiera que se la deseaba.

Enfrentada a las relaciones monógamas y heteronormativas comparte su vida con alguien que tiene sus mismos objetivos y aún así es de aquellas mujeres que se torturan y autocensuran. Que se odian por querer y se odian por odiarse. Cuyo cuerpo es a la vez reducto del placer (propio y de otros) y cárcel del poder (propio y de otros).

Una mujer que se arrastra hasta el punto exacto, en la forma correcta y de la manera perfecta porque su mayor temor es ser insuficiente e invisible.

«Y se sentía como si viviera en el cuerpo de alguien a quien no terminaba de comprender. En parte, esta sensación nacía del miedo a no tener una identidad. Como nunca había sabido quien era, se concentraba en, al menos, no ser aburrida.»

Y es que la propia identidad es un encuentro del todo imposible cuando siempre buscas en la mirada de los otros.

Tres mujeres distintas que están siendo subyugadas por la energía masculina y el desprecio femenino.

Esta novela es un cuadro detallado del desasosiego que provoca la sed, enmascarado por el pintalabios, diluido en el perfume, mezclado con el suavizante para el pelo y calmado por el tacto de un vestido nuevo. Hay profundas heridas del pasado no olvidado, duros golpes de un pasado muy presente, y aun así, pese al vacío por la falta de humanidad de quien ama y el silencio de los que viven en la negación del deseo, se nos regala una historia de posibilidades de ser feliz. Tal vez, algún día, y por accidente.

Valora este libro...
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas

Seguir leyendo en Delectura...

Tres mujeres - Lisa Taddeo comprar libro

Comentarios publicados

Un buen libro que personalmente me dejó un poco frustrada al ver que la felicidad de las vidas de estas tres mujeres viene condicionada por los actos de los hombres que las rodean, lo que en cierta medida es aún hoy un reflejo de la realidad actual…

Brisa marina

¿Alguien sabe de algún otro libro que profundice en la reflexión femenina? Muchas gracias.

Giada

Este libro me pareció fascinante porque habla de la mirada femenina con la idea de que todavía vivimos en una sociedad donde las mujeres se encuentran indefensas ante sus propias necesidades y deseos, sujetas a la voluntad de los hombres y, lo peor de todo, a merced de los juicios hechos por otras mujeres. ¡Buena reseña y saludos desde Madrid!

Maika de Madrid

Publica tu comentario

Acepto la política de privacidad